Publicado el Deja un comentario

Como conservar el queso

Muchos clientes nos preguntan como pueden conservar sus quesos o sus trozos de queso sin que se pongan duros o salga moho.

En primer lugar, recalcar que el moho es en realidad un bifidus contenido en el queso mismo y no es peligroso. Sin embargo si que puede darle mal sabor.

Si el moho sale en la corteza, no se preocupe lo más mínimo. Simplemente, úntelo de aceite y se quitará. Repita la operación cada 2 semanas.

Si el moho sale en el corte, puede rasparlo y untarlo de aceite y comerlo como de costumbre.

Para retrasar la salida de moho, recomendamos usar un trapo limpio empapado en aceite de oliva, y envolver el queso en el mismo. Esto evitará que salga moho durante más tiempo, aunque no para siempre.

Si con la solución última aún le sale moho, debería usted plantear sus hábitos de consumo de queso e ¡incrementarlos!. Comer un trocito al día, cogiendo de lados alternos, evitará en todo caso la salida del moho.

Cuidado con la nevera. Salvo para el queso tierno, no es muy recomendable. El queso se reseca y pierde el sabor picante en la nevera. El queso absorve sabores, y también contagia a otros alimentos.

La temperatura mínima para conservar el queso es de 10ºC, siendo el ideal 18ºC, y el máximo 25ºC.

El queso envasado al vacío sigue curándose internamente, pero al no haber merma de humedad, el resultado puede ser que salga más picante y cremoso tras semanas o meses. Puede adquirir color rojo, síntoma de que se puso picante.

Si el queso está entero sin cortes, usted no necesita nada de lo anterior. Simplemenete póngalo en la despensa en una tablita y dele la vuelta cada semana, aplicando aceite de oliva si salió moho. En unos meses se le pondrá más curado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *